Proceso de carga

Conforme evoluciona la tecnología de los vehículos, las baterías se ven sometidas a esfuerzos cada vez mayores y, en consecuencia, la carga de la batería se ha convertido en parte esencial del mantenimiento de los automóviles y debería considerarse tan importante como comprobar la presión de los neumáticos o el nivel del aceite.

Actualmente hay disponibles varios tipos de cargadores de baterías, mayoritariamente cargadores inteligentes y de carga lenta. No obstante, los cargadores inteligentes ofrecen un modo mucho más seguro y eficiente de mantener y alargar la vida de la batería.

En cuanto una batería alcanza su nivel de carga óptimo, un cargador lento simplemente le enviará un nivel de carga durante una cierta cantidad de tiempo, luego se apagará y repetirá continuamente ese proceso hasta que lo desconecten de la batería. Ese modo de carga de la batería podría sobrecargarla, haciendo que se deseque o incluso emita gases y, a la larga, acabar con la batería.

En cambio, una vez que la batería está totalmente cargada, los cargadores inteligentes de CTEK pasan a un modo de mantenimiento por pulsos. En vez de enviar una carga y estimar las necesidades de la batería, los cargadores de CTEK permanecen en comunicación constante con la batería y reaccionan enviando carga solamente cuando es necesario.

El modo de mantenimiento por pulsos permite a la batería autodescargarse de modo natural hasta un cierto nivel antes de cargarla totalmente de nuevo. Este sistema no solamente evita el riesgo de sobrecargar la batería, sino que extiende considerablemente su vida útil al simular el uso normal de la misma.

Cargando