Cuidado de batería

La protección de la batería es extremadamente importante a la hora de evitar a los conductores las molestias y los gastos generados por una batería descargada. Esto es especialmente importante para los vehículos que permanecen sin usar durante largos períodos de tiempo, como los vehículos agrarios de uso estacional, los coches clásicos o de época, y las motocicletas.

Las baterías inactivas durante un largo periodo, inevitablemente se descargan poco a poco y, si no reciben algún mantenimiento, finalmente se dañarán.

Para evitar que falle la batería, CTEK tiene unos excelentes consejos para proteger las baterías de los vehículos que no se usan regularmente.

Cuando guarde el vehículo entre temporadas o durante el invierno:

  • Compruebe si la batería tiene alguna fisura y, si fuera necesario, deséchela o haga que la repare un profesional.
  • La parte superior de la batería, los bornes y las conexiones se deben limpiar meticulosamente con bicarbonato sódico y agua para eliminar toda la suciedad y la humedad. Las superficies sucias o húmedas aumentan el nivel de autodescarga.
  • Los terminales de contacto se deberán limpiar, secar y engrasar ligeramente para protegerlos contra la corrosión.
  • En las baterías húmedas o inundadas tradicionales (no las de tipo sin mantenimiento) se deberán comprobar los niveles de electrolito y se deberán rellenar con agua destilada entre sus niveles mín./máx.
  • Para evitar que se descargue la batería, mantenga una carga habitual constante. Si dispone de una toma de corriente en su garaje o lugar de almacenamiento, puede utilizar un cargador de baterías inteligente para mantener el nivel de carga, conservar la batería en buenas condiciones y garantizar que el vehículo estará listo tan pronto como lo necesite.

Antes de volver a arrancar el vehículo:

  • Compruebe que los terminales de la batería están limpios y conectados firmemente.
  • Compruebe los niveles de carga de la batería y recárguela si fuera necesario.
  • Es un error habitual pensar que el alternador recargará totalmente la batería simplemente con un arranque enérgico y una conducción prolongada. No es así, el alternador solamente cargará parcialmente la batería. Después de ese primer recorrido, se deberá recargar la batería, o se descargará rápidamente de nuevo.

La protección de la batería no tiene porqué ser una tarea fastidiosa, especialmente si se dispone de un cargador inteligente CTEK. Todos los cargadores CTEK son totalmente automáticos, antichispas, están protegidos contra polaridad inversa y no requieren conocimientos especiales.

Además, gracias a su tecnología de mantenimiento por pulsos patentada, estos cargadores pueden permanecer conectados a la batería durante meses y los usuarios pueden, simplemente, conectarlos y olvidarse.

Cargando