Funcionalidad del cargador

Funcionalidad del cargador

La carga tiene como objetivo regenerar los materiales activos, ácido sulfúrico (H2SO4), plomo (Pb) y óxido de plomo (PbO2) a partir del sulfato de plomo (PbSO4) formado durante la descarga (problema conocido como "sulfatación").

Así, el sulfato de plomo es necesario en todo el proceso. El problema aparece cuando se forman cristales de sulfato de plomo demasiado grandes.

Una curva de carga (o, para ser más exacto, un algoritmo de carga) describe cómo obtiene la batería su energía durante todo el procedimiento de carga. La norma DIN 41773 proporciona directrices sobre la forma de estructurar ese tipo de algoritmo.

Sin embargo, lo más importante es conocer cómo se debe tratar una batería para asegurarse de que esté en las mejores condiciones posibles con el objetivo de que tenga la máxima vida de servicio y capacidad. No hay ningún método universal que solucione todos los problemas de manera óptima. La propia batería puede estar fabricada de varios modos. También es necesario tener en cuenta la batería y el modo en que se utiliza conjuntamente. Por todo ello, el número de algoritmos es gigantesco. Hay una diferencia enorme entre un cargador de baterías moderno con cambio de etapas y un cargador con un transformador lineal, que es el tipo que normalmente se vende en tiendas de accesorios para vehículos y grandes almacenes.

La curva muestra un par de detalles interesantes:

  • Aunque el cargador de baterías indique un elevado número de amperios nominales, normalmente están medidos con la batería a una tensión reducida de 5-6 V. Un número más realista es el 75 % de la intensidad de corriente indicada. Sin embargo, esta cae rápidamente cuando sube la tensión de la batería.
  • El cargador de baterías con modo de conmutación principal puede quedarse atrás al principio en cuando al aporte de energía a la batería, pero recupera terreno rápidamente.
  • El cargador de baterías lineal tiene problemas para llenar la batería, aunque aporte alta tensión. En ese punto, el cargador de baterías ofrece mucho más calor que corriente y no mucha más carga a la batería.
  • Un cargador de baterías que no pueda proporcionar tensión constante, no podrá cargar la batería completamente. En cambio, alcanzará el rango en que la batería generará gases y perderá fluidos. Un criterio general es que el 80 % de la carga se obtiene durante la primera fase. Todos los cargadores de baterías sencillos y regulados bajan a una tensión inferior después de alcanzar 14,4 V, pero pueden necesitar semanas para obtener el 20 % final de la carga.