Historia

Un legado magnífico que impulsa nuestro futuro

La historia de CTEK empieza hace más de 30 años en Vikmanshyttan, un pequeño pueblo de Dalarna, Suecia.

Bengt_Wahlqvist.jpg

Allí fue donde nuestro fundador, el inventor sueco Bengt Wahlqvist, creó el primer cargador de baterías de la historia que utilizaba tecnología de pulsos electrónicos.

Y gracias a los conocimientos técnicos y la perseverancia de Bengt, surgió el primer cargador de baterías "inteligente" del mundo.

Desde 1997, nuestra gama de productos ha crecido considerablemente para satisfacer las necesidades de propietarios de vehículos, talleres profesionales y aplicaciones en muchos otros sectores. 

Estamos orgullosos de afirmar que nuestros productos reciben críticas favorables de expertos de todo el mundo y de que superan normalmente a la competencia al ser "los mejores en las pruebas".

Actualmente vendemos más de un millón de cargadores de baterías al año en 70 países de todo el mundo. 

Sin embargo, todos nuestros productos se siguen diseñando, desarrollando y probando aquí mismo, en el pequeño y hermoso pueblo de Vikmanshyttan.

Actualmente, CTEK es propiedad de Altor, una empresa con fondos de capital privados que invierte en empresas nórdicas de alto rendimiento. Con su respaldo, podemos utilizar nuestro magnífico legado para mejorar aún más nuestro éxito en el futuro.